Espectáculos

ALIMENTOS: LA AUDITORÍA INTERNA QUE DEJA AL DESCUBIERTO LAS MENTIRAS DEL GOBIERNO

Página/12 tuvo acceso a un informe de Capital Humano, con fecha del 19 de diciembre del año pasado, en el que figura el listado de productos que  la gestión anterior le dejó a la actual y que estaban en los depósitos del Estado.  Además de comida, hay frazadas, electrodomésticos, colchones, ropa y otros elementos disponibles para distribuir en caso de necesidad, como tras la inundación en Bahía Blanca. La ministra lo tenía en sus manos desde mucho antes del escándalo.

Cuando nos hicimos cargo del Gobierno no había ni un elemento en los depósitos de desarrollo social”. La frase en cuestión la dijo el actual jefe de Gabinete, Guillermo Francos. Corría el 10 de enero, y el por entonces ministro del Interior se presentó en el Congreso y, con cámaras grabando, le mintió sin parpadear a los diputados que lo miraban en las sillas de la comisión. Que faltó a la verdad es algo que se conoció en las últimas semanas, cuando el escándalo por los alimentos retenidos salió a la luz y generó un tsunami de denuncias y operaciones cruzadas en el ministerio de Capital Humano. Lo que no se sabía, hasta ahora, era que el Gobierno tomó nota de los stocks en los depósitos desde el inicio de gestión y que, desde esa fecha, el Ejecutivo no hizo otra cosa que retener, no solo víveres, sino también ropa, electrodomésticos y colchones tanto para emergencias (la inundación de Bahía Blanca) como para las necesidades de la población vulnerable.

La fecha en la que el Gobierno supo lo que había en los sitios de almacenamiento de Villa Martelli, Tucumán, Palermo y El Palomar (y en la Aduana de La Boca) fue el 19 de diciembre. Así consta en la auditoría interna que la cartera de Sandra Pettovello realizó y a la que tuvo acceso Página/12. En el documento se detalla el listado de empleados y contrataciones -bajo cualquier modalidad-, el arqueo de fondos y la lista completa de stock que dijo la gestión anterior dejar almacenada y el chequeo que hizo el propio equipo auditor de los depósitos en cuestión pasados el 10 de diciembre. Todo con la firma de los responsables de la auditoría.

En concreto, al 12 de diciembre -según estipula el Gobierno nacional- había en Villa Martelli, 462.539 litros de leche en polvo, 406.868 kilos de pan dulce, 452.097 litros de aceite, 559.780 kilos de pasta de maní, más de un millón y medio de kilos de yerba mate (1.770.618, para ser exactos) por solo nombrar algunas cifras  de un listado que se completa con arroz con carne y con hortalizas, arvejas, budín, fideos, guiso de lenteja, harina -de maíz y trigo-, locro, huevo en polvo, lentejas  y puré de tomate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *