Espectáculos

Lágrimas del campo por retenciones

A pesar del beneficio de la devaluación, los autoconvocados PRO no descartan ir a la rutas. La Mesa de Enlace, perdida. El daño a las economías regionales.

Es el conflicto menos pensado, sobre todo porque el sector agropecuario militó fuerte la campaña de Javier Milei presidente, con la garantía que el mismo funcionario les dio en campaña: que habría una baja de retenciones a las exportaciones. Pero pocas horas después de asumir el poder, el Ejecutivo anunció que mandará al Congreso un proyecto para subirlas, incluyendo al rubro granos y al de economías regionales. Esto generó una puesta en guardia automática de diferentes sectores. Los productores autoconvocados -que fueron fuertemente beneficiados por la devaluación- no descartan protestas en las rutas y, en paralelo, las economías regionales están en pie de guerra por ser uno de los sectores más perjudicados.

Es que según el esquema que ordenó el ministro de Economía, Luis «Toto» Caputo, el maiz y trigo subirían a 15 y la soja bajaría de 33 a 30, pero las economías regionales (maní, algodón, vino, cereales, arroz) padecerán un golpe de knock out: el ex ministro de Economía, Sergio Massa, les había bajado de 15 a 0 las retenciones. Esta situación, además, abrió una interna silenciosa entre Caputo y Fernando Vilella, flamante secretario de Bioeconomía, quien llegó a la cartera, precisamente, con una propuesta de baja de retenciones.

Esta semana, en una reunión con la Mesa de Enlace, Vilella les habló de «esperar a ver cómo se dan las cosas», mientras los titulares de Coninagro, Federación Agraria, Confederaciones Rurales y la Sociedad Rural le dijeron que se enteraron por los medios que la promesa que les hizo Milei no se iba a cumplir. Según contaron a Página I12 fuentes oficiales, el próximo paso en esa mesa es un encuentro entre la secretaría de Bioeconomia y Enlace, con el objetivo de observar «cada caso y entender cómo afecta el 15%». La idea de Vilella es, luego de eso, elaborar mecanismo que permita no se esté peor que en la actualidad en ningúna actividad regional por la medida despues. El problema allí es que cuando los dirigentes bajaron ese mensaje a las bases, hubo caos y tensión.

La línea PRO y los regionales

En paralelo, los Autoconvocados del Campo, una de las agrupaciones que reunen a productores filo PRO, salió a quemar las naves en redes sociales. «Así la Libertad No Avanza», se tituló un flyer que asegura que «repudiamos fervientemente las retenciones y más aún su aumento. El campo debe dejar de ser discriminado. Instamos al nuevo gobierno a tomar medidas contra las exportadoras que se quedan con 50 dólares por tonelada». Unas horas después, el comunicado generó tantos comentarios que agregaron que «entendemos que nuestro comunicado molestó a muchos que bancan a este gobierno y mucho militonto. ROBAR ESTÁ MAL, y las retenciones son un robo, se lo vamos a decir a cualquiera».

Luego, en chats privados de los conocidos Gurú Agro y Gurú Ganadero, no fueron pocos los que pidieron salir a las rutas a expresar el descontento con la decisión de Caputo. Más cautelosos fueron los dirigentes de Campo Más Ciudad, la agrupación que encabezan, entre otros, el ex ministro de Agricultura de Macri, Luis Miguel Etchevehere. Pidieron, desde ese lado, que el poder político se baje los salarios, «porque el esfuerzo lo estamos haciendo todos».

Los que conocen el paño, de todos modos, se asombran por el llanto que expresan productores que ya ganaron con el salto del dólar de 400 a 800 pesos. El dato más fuerte que lo grafica es que la tonelada de soja pasó de costar 170 mil pesos a 245 mil pesos.

En este contexto, la situación más compleja sigue siendo la de las economías regionales. «Ya empezamos mal, habíamos charlado este tema en la previa y terminó al revés», contó a este diario un importante dirigente de la industria vitivinícola, una de las que ya venía con la exportación resentida y con caída en el mercado interno, pero que había dado la pelea cuando Massa era ministro para alcanzar el estatus de retenciones cero.

Fuentes de otras industrias, como el arroz, el maní, foresto y pesca expresaron ante este diario «el desconcierto con las idas y vueltas que este gobierno tiene en tan solo una semana de gestión». Vale decir que las regionales, ni bien asumido Milei, tuvieron un enuentro con Vilella, donde reafirmó que no habría retenciones. De todos modos, este lunes habrá un encuentro importante del Consejo Agroindustrial, que reúne a Enlace, la agroindustria y las regionales, con funcionarios de alto rango del gobierno de Milei, con la idea de «buscar alternativas».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *