Espectáculos

FIN DE UN MITO: EL MACRISMO AUMENTÓ LA PLANTA DE CARGOS JERÁRQUICOS EN EL ESTADO

Cambiemos elevó cerca de 10% el número de funcionarios con sueldos más altos mientras despidió a más de 35 mil empleados rasos.

Contra la prédica de Juntos por el Cambio a favor de la reducción del empleo público, el gobierno de Mauricio Macri incrementó en cerca de 10% la dotación de personal jerárquico con los mejores salarios de la administración pública central. El dato surge de un relevamiento hecho por este diario sobre números oficiales y añade estimaciones de los gremios estatales según los cuales el supuesto ahorro de recursos por el despido de entre 35 y 42 mil empleados durante la gestión de Cambiemos, se vio más que compensado por el ingreso de no menos de 3.500 cuadros jerárquicos con sueldos que a números actuales alcanzan el millón de pesos.

Aunque la controversia en torno de la “grasa militante”, como la denominó Alfonso Prat Gay, es histórica, otro exfuncionario macrista, el economista Nicolás Gadano, la reeditó días atrás al publicar en sus redes sociales un gráfico en el que exhibía las diferencias en el número de “personal ocupado en el Poder Ejecutivo nacional” durante los mandatos de Cristina de Kirchner, Macri y los tres años de Alberto Fernández, con variaciones positivas en el primer y tercer caso, y negativa en el segundo.

Lo que no expuso el gráfico del exsubsecretario de Presupuesto y exgerente general del Banco Central fue la variación positiva de “grasa militante top” en la administración pública central durante aquellos años. Un relevamiento sobre números oficiales establece que de 3480 altos cargos que recibió el macrismo en 2015, en 2019 los incrementó hasta 3657. El sondeo abarca las denominadas “autoridades superiores” –ministros, secretarios de Estado y subsecretarios, en el caso de una cartera de gobierno-, cargos “extraescalafonarios” y funcionarios de la “alta dirección pública” –coordinadores, directores generales y directores nacionales, entre otros-.

El comportamiento de Cambiemos en la gestión respecto de los funcionarios jerárquicos mostró una relativa estabilidad en 2016, un incremento drástico en 2017, una baja en 2018 y un repunte leve en 2019 que arrojó un aumento neto de 9,5 por ciento. La reducción de 2018 coincidió con el reordenamiento del Gabinete que incluyó la baja de rango de varios ministerios a secretarías de Estado. Sin embargo, incluso en esa etapa, Ámbito Financiero relevó casos como el del Ministerio de Trabajo, todavía entonces a cargo de Jorge Triaca, que llegó a duplicar las secretarías de esa cartera y multiplicó las funciones ejecutivas.

En los sindicatos estatales hay algunas divergencias respecto de las altas y las bajas empleados y funcionarios pero existe coincidencia en que Cambiemos desplazó, entre despidos y retiros voluntarios, a no menos de 35 mil personas y en algunos casos las estimaciones llegan a 42 mil. Según la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), hubo en los máximos cargos de la administración pública un crecimiento de 3.500 personas. Se trata de lugares que tienen, en el caso de la alta dirección pública (Sistema Nacional de Empleo Público, Sinep), sueldos mínimos de 400 mil pesos en bruto (unos 320 mil pesos de bolsillo) y de hasta $ 550.000 netos; y por encima de esas categorías, para los rangos de subsecretarios, secretarios y ministros, ingresos que oscilan los 700 mil pesos y un millón de bolsillo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *