Espectáculos

¡ESCANDALO TOTAL! BLUMBERG DENUNCIÓ QUE EL PARTIDO DE MILEI QUISO COBRARLE POR SER CANDIDATO

El empresario y referente de la lucha contra la inseguridad contó detalles del armado del partido del libertario. Oficinas en disputa. El factor Massa.

Juan Carlos Blumberg escuchaba atentamente a Javier Milei en la televisión y comenzó a tener una buena opinión del economista. Como referente de la lucha contra la inseguridad por la trágica historia de su hijo, en 2021 fue contactado por la diputada y ahora candidata a vicepresidente, Victoria Villarruel para armar proyectos en ese sentido.

Luego empezaron a pedirle que trabaje para la instalación del libertario en los medios de comunicación y hasta llegó a conseguirle oficinas importantes en el centro porteño para usar como búnker de campaña a través de empresarios amigos. Sin embargo, con el cierre de listas todo terminó en escándalo -uno más en la Libertad Avanza- y Blumberg decidió salir a romper el silencio. En diálogo con PERFIL dijo que «me usaron para la foto» y se hizo eco de los polémicos armados de Carlos Kikuchi, principal operador de Milei.

PERFIL: – ¿Cómo fue su historia con el espacio de Javier Milei?Blumberg: – Primero apareció Victoria Villarruel en la Fundación pidiéndome proyectos de Seguridad porque ella estaba como diputada con Javier. Le dimos proyectos que ya le habíamos dado a Macri en su momento sobre la imputabilidad y otros aspectos que nunca los había presentado él por distintas excusas. A fines del 2021 me citaron del Partido Democrático a través del doctor. Raúl Casal. Comenzamos con las reuniones en su casa con él y dirigentes como Marcelo Pocoví. Ahí viene Villarruel y me ofrecen ser candidato a intendente de San Isidro.– ¿También para gobernador?– Sí, eso también. Yo le dije que tenía que ser ella la candidata. Pero me dijo que iban a tener un bloque de 16 y que ella se tenía que quedar ahí para ser cabeza del equipo y que nadie se fuera. Entonces empecé a trabajar con el Partido Demócrata yendo a todos los programas de televisión y radio. Lo que yo veía de Milei, todo lo que planteaba me parecía prudente. En su forma de ser es medio loco, pero a veces los locos arreglan las cosas. Les conseguí, a través de Pocoví, oficinas en Esmeralda 46 a media cuadra de Plaza de Mayo, les conseguí el 7.º piso y ahí operaban..- ¿Siguen ahí?– No, Marcelo los echó el jueves. Hoy (lunes) se tienen que ir.– ¿Y en qué momento se dio el quiebre?– Ahora con el cierre de listas. Yo había averiguado un poco de Milei. Llegué a través de una colega a Karina (su hermana). Tenía buenas referencias. Pero después viene una periodista del canal Metro y me empiezan a invitar seguido y me van poniendo candidatos al lado. Me usaban. Y me llega mensaje de la colega y me dice que Milei me iba a poner de diputado número 13 en la lista o de senador tercero. Me acuerdo que de golpe me llamó Carlos Kikuchi (armador nacional) y me plantea porque decía que era diputado, etc. Esto fue hace unos meses. Le dije que no hablaba con intermediarios y que me dé con el dueño del circo y lo mandé a la mierda.– ¿Usted conocía a Kikuchi?– No. Cuando me habló me dijo que me había conocido en Estados Unidos en un almuerzo sobre Seguridad. Karina me dijo «si tenés un problema habla conmigo porque Kikuchi está abajo mio». Karina, luego me ofrece esto en Diputados o Senadores. Ahí les dije que no. Fue el jueves a la noche previo al cierre en una oficina donde estaban todos a media cuadra de 9 de Julio. Es bárbaro porque todos decían que habían echado a Kikuchi, pero era todo mentira, estaban todos. Llegué decepcionado. A la noche luego me llama Villarruel y me dice que yo tenía que ser primero o segundo. Yo le dije que no le creía nada. Y la mandé a la mierda a ella también. Después me enteré por Joaquín De La Torre y Jesús Cariglino que no me iban a poner, que ya estaba todo cerrado. Porque me dicen que quien financiaba la campaña era Massa. Ahí me caí de culo. Ahí me cayó la ficha con lo que denunciaba Carlos Eguía (periodista de Neuquén) que dijo que pedían plata para lugares.– ¿Le pidieron algo?– Directamente no. Un día me viene a ver uno de la CGT de Vicente López y me cuenta que andaban pidiendo plata para los cargos. Ahí empecé a notar que me habían usado para todo esto.– ¿Logró hablar con Milei?– No. Fijate vos que estuve una vez en la presentación del libro. Me sentaron en la primera fila. Me usaron otra vez para la foto. Él entró y me agarró las dos manos, yo no entendía nada.– ¿Qué le diría a alguien que quiere votar a Milei ahora que vió todo esto?– Es el problema que tengo, mucha gente me dice que lo iba a votar a Milei por mí. El sábado en la reunión del Partido Demócrata estaba toda la gente a la que cagaron. Todos decían que los usaron trabajando un año y medio para la campaña y el día anterior al cierre de listas metieron toda otra gente. Y ahí metió Massa. Quedé realmente decepcionado. Encima colocaron de tercero en la lista bonaerense para Diputados a Guillermo Montenegro, el novio de Villarruel, un papelón.

La respuesta

Tras la entrevista y los dichos de Blumberg, PERFIL se comunicó con el espacio de Javier Milei para obtener una respuesta a los planteos del empresario. Desde su entorno consideraron que los dichos se deben a que no logró sus objetivos personales en el cierre de listas: «En los cierres de lista aquellos que pugnan por ser candidatos y quedan afuera muchas veces terminan heridos. Este parece ser un caso», apuntaron.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *